Lesiones más frecuentes en corredores de fondo

Lesiones más frecuentes en corredores de fondo

Cuáles son las lesiones más frecuentes en corredores de fondo

Las lesiones de los órganos del aparato locomotor (elementos que componen los músculos, huesos y articulaciones) afectan en una mayor proporción a la rodilla (25%), después a la pierna (20%), le sigue el pie (16%), el tobillo (15%), el muslo (10%), la región de la cadera y pelvis (7%) y por último la región lumbar (7%).

  • Las lesiones más frecuentes de la rodilla son: la irritación de la zona de inserción de la fascia lata o síndrome de la banda ilitotibial, la condromalacia rotuliana, la inflamación de los tendones (tendinitis) del cuádriceps, de la rótula y del músculo poplíteo, la inflamación de la bolsa serosa (bursitis) que recubre los tendones de la “pata de ganso” o la cara anterior de la rotula (prerrotuliana), la inflamación de la membrana sinovial que cubre el interior de la articulación de la rodilla (sinovitis), la distensión de los tendones del semimembranoso y semitendinoso o del bíceps femoral y la afectación de los meniscos.

Las lesiones más frecuentes que afectan a la pierna son: tendinitis de inserción del Aquiles, bursitis retrocalcánea, síndromes compartimentales anterior, periostitis tibial, contractura o rotura de fibras de gemelos y fracturas de estrés del peroné o la tibia.

Músculos de la pierna

Músculos de la pierna

 

  • Las lesiones más frecuentes del pie son: fascitis plantar (o talalgia), tendinitis de los extensores de los dedos, metatarsalgias de apoyo y fractura de estrés de metatarsianos.
  • Las lesiones más frecuentes del tobillo son: esguince de tobillo, tendinitis del peroneo, del tibial anterior y del posterior.
  • Las lesiones más frecuentes del muslo son: rotura de fibras del cuádriceps y del bíceps femoral, contractura del bíceps femoral y tendinitis de origen del tensor de la fascia lata.
  • Las lesiones más frecuentes de la zona de la cadera y pelvis son: tendinitis de isquiotibiales (o pseudociática), de iliotibiales o de aductores y osteopatía de pubis.
  • Las lesiones más frecuentes de la región lumbar se limitan a la lumbalgia por contractura de la musculatura paravertebral de la región lumbar o por distensión de la aponeurosis lumbosacra.

Como se ve, la zona que más se lesiona es la rodilla por ser la zona que se ve sometida a mayor estrés durante la carrera. De hecho, en la mayoría de los corredores que tienen que dejar de correr con el paso de los años la causa es algún problema de rodilla, incluida su sustitución por una prótesis.

Por tanto, la rodilla es una zona especial a proteger con ejercicios de fuerza y flexibilidad que mantengan la elasticidad de tendones y ligamentos y la capacidad de los músculos para absorber los impactos de la extremidad con el suelo al correr. Este trabajo debería tener una periodicidad semanal por lo menos.