Ricardo Ortega Pinilla

La opinión de Ricardo Ortega sobre el Running

Cuál es la opinión de nuestro experto, Ricardo Ortega, sobre el “Running”

Eso que ahora llaman “running”, y antes se le llamaba “jogging”, no es ninguna moda, sino una actividad o facultad que tiene el organismo humano, que es la carrera o correr, y que es más antigua que el propio ser humano, ya que su especie precursora, los monos, ya la tenían también, si bien era con las cuatro patas o con dos, pero corrían menos.

La diferencia entre los monos y primeros seres humanos y la actualidad es que aquellos corrían por necesidad, y hoy los seres humanos, afortunadamente, corren por sentirse mejor y/o por practicar deporte.

¿Quién corre por sentirse mejor? Aquéllos que salen a correr regularmente pero no participan en ninguna carrera de competición.

¿Quién corre por practicar deporte? Aquéllos que corren regularmente como entrenamiento para participar en carreras de competición. Y dentro de este grupo se encuentran los que practican el deporte del Atletismo, que es quizás el más antiguo del mundo.

Somos muchos los que, antes de que surgieran esas forma de correr como el “jogging” o el “running” que se consideran modas, comenzamos practicando el valioso deporte del Atletismo, que consiste en correr distancias cortas y largas, sin y con obstáculos, saltar de diversas formas y lanzar objetos diversos, y ahora seguimos corriendo por sentirnos mejor o corriendo por practicar deporte en la modalidad de carrera de larga distancia diferente al Atletismo.

Practicar Atletismo, en lo que a la carrera de media y larga distancia se refiere, es competir en distancias bien medidas, preferentemente en una pista, para conocer cuales son las máximas posibilidades de velocidad del corredor en esas distancias. Es decir, conocer cuáles son las mejores marcas de tiempo que el corredor puede conseguir en cada una de las distancias. Porque el Atletismo es un deporte en el que la valía del corredor corresponde a las marcas que tiene y las marcas que tiene son el reflejo de la valía del corredor, de tal forma que se puede decir que el atleta vale lo que hace y lo que hace es el reflejo de lo que vale.

Así, mis mejores marcas son: 54”9 en 400 ml, 1’57”9 en 800 ml, 3’48”00 en 1.500 ml, 8’01”67 en 3,000 ml, 4’14”00 en 1.500 m obstáculos, 5’42”40 en 2.000 m obstáculos, 8’43”00 en 3.000 m obstáculos, 13’43”00 en 5.000 ml, 29’00”03 en 10.000 ml y 2h11’51” en maratón.

Las marcas dan la verdadera valía del corredor, porque cuanto mejores son esas marcas mayor garantía existe de que puede ganar a otro corredor con peores marcas en cualquier terreno. Así, un corredor que ostente el récord del mundo de 5.000 o de 10.000 ml, por ejemplo, es seguro que, si participa, gana a todos los corredores del mundo existentes en otras modalidades de carrera a pie como la ascensión por los escalones de un edificio, las carreras de montaña, las carreras de ultra-fondo y cualquier otra variante que se puede inventar. Lo que ocurre es que el corredor que es capaz de conseguir marcas de categoría mundial, continental, nacional, regional o provincial, se dedica a practicar el Atletismo, en lugar de competir en las otras modalidades, porque es donde se demuestra la verdadera valía de un corredor.